Principios del Concepto Bobath

POSTER CB

Distintos modos de lograr algo

Éste es uno de los muchos principios que rigen el Concepto Bobath. Y aprovecho la ocasión para demostrarlo con un vídeo en el que estamos trabajando Ángela y yo en su piscina para facilitar y mantener la contracción del glúteo mayor.

Ángela, con una hemiparesia izquierda consecuencia de una intervención quirúrgica de elevado riesgo hace ocho meses, recibe tratamiento con el Concepto Bobath de una fisioterapeuta (yo) y de una terapeuta ocupacional, con un total de cinco sesiones a la semana.

Siempre hemos trabajado de diferentes modos el aumento del tono postural y de la fuerza muscular de determinados grupos musculares, imprescindibles para sostenerse contra la gravedad y adquirir las habilidades motoras perdidas tras el accidente vascular.

Por ejemplo, si queremos lograr estabilidad en la pelvis trabajando y pensando con el Concepto Bobath, podríamos enfocar el tratamiento de varias maneras, todas ellas muy válidas:

  • A través del pie. Movilizando sus estructuras y alineándolo, para después trabajar en bipedestación.
  • A través del tronco. Pidiendo extensión selectiva, y trabajando en la transferencia de sedestación a bipedestación.
  • A través del miembro superior. Activar el brazo con movimientos activos repetitivos, bilaterales y rápidos. O demandando alcance de objetos con buena colocación del tronco.

Repetición sin repetición

Ese es el camino en el aprendizaje motor.

En el caso de Ángela, queremos mejorar la estabilidad de la pelvis para lograr dos diferentes y necesarios objetivos en la vida diaria:

  • Que el tronco se posicione en vertical, y pueda empezar a hacer un uso funcional de su brazo / mano izquierdos
  • Que la rodilla se estabilice en lugar de buscar la hiperextensión durante la marcha, para que su pie izquierdo pueda posicionarse en las distintas fases al caminar.

Así que para este objetivo de trabajo, buscamos una determinada, analizada y relevante actividad para hacer con ella. Que es realizar un trabajo sobre su glúteo mayor. esta actividad la  repetiremos de diferentes modos: cambiando el entorno (en la sala de tratamiento, en su casa, en un entorno acuático, en un parque…), cambiando el tipo de contracción muscular (concéntrica, isométrica, excéntrica…), variando la posición frente a la gravedad (decúbito lateral, en bipedestación, en prono, en apoyo monopodal…), cambiando la posición inicial (con la rodilla y la cadera extendidas, con la rodilla en flexión, con la pierna izquierda manteniendo y trabajando sobre la derecha…).

Tratamiento las 24 horas del día

Este principio del Concepto Bobath hemos de tenerlo muy presente como terapeutas. Para ello, conviene hacernos esta pregunta: ¿De qué manera puede el paciente seguir con nosotros durante el resto del día?.

Y las respuestas son: mediante los “deberes” que les proponemos, y haciendo uso en sus actividades diarias de lo que logran dentro de la sesión.

Así es como esta actividad tan sencilla de realizar para Ángela, con una pequeña ayuda y una leve explicación a sus familiares, se convierte en una prolongación de nuestro trabajo fuera de él:

 

También te podría gustar...